Mejorar la condición global de pieles con rosácea

Cuidado de la piel, Piel Sensible, Rosácea | 21 abril

Se calcula que aproximadamente 415 millones de personas padecen rosácea en el mundo. Más allá de ser un problema estético, según datos del National Rosacea Society, alrededor del 90% de los pacientes siente que su enfermedad ha minado su confianza y autoestima y ha tenido un impacto directo en su estilo de vida.

¿Qué es la rosácea y cuáles son sus efectos?

La rosácea es una patología de la piel que suele manifestarse alrededor de los 30-50 años. Entre sus efectos encontramos el enrojecimiento facial, la aparición de vasos sanguíneos visibles y protuberancias hinchadas, así como la sensación de ardor, tirantez y discomfort en la piel.

Los factores que pueden desencadenar esta patología son varios: cambios de temperatura extremos, viento fuerte o humedad elevada, exposición solar, consumo de alcohol y/o tabaco, uso continuado de corticoides y otros medicamentos, estrés o nerviosismo, actividad física intensa, embarazo o menopausia.

Para la rosácea no existe cura, pero sí puedes mejorar la condición global de tu piel con rosácea incorporando a tu rutina productos específicos para su cuidado. ¡Toma nota!

Tip 1. Practica la doble limpieza

Es importante mantener la piel limpia en profundidad. Para ellos, puedes utilizar:

Calm in Balm: Bálsamo limpiador apto para pieles sensibles y reactivas. Limpia en profundidad, eliminando eficazmente incluso el maquillaje waterproof gracias a su fórmula compuesta por aceites en textura cera fundente.

Gentle Cleansing [Mousse]: espuma limpiadora para pieles secas, sensibles y reactivas que respeta el manto lipídico de la piel. Delicadeza y confort sin alterar la función barrera.

Tip 2. Apuesta por activos calmantes y antirojeces

Incorporar a tu rutina tanto de día como de noche, productos con activos calmantes, hidratantes y antirojeces que ayuden a mejorar la función barrera de tu piel:

Eternalist A.G.E. [Serum AI]: serum reparador antiedad total. Repara en profundidad los signos de la edad, redensifica, remodela los volúmenes faciales y alisa la piel. Ideal para pieles con tendencia a rosácea, cuperosis y/o pieles sensibles.

Eternalist A.G.E. [Retinol]:  crema transformadora antiedad intensiva que retexturiza y disminuye arrugas de manera eficaz en pieles con rosácea, cuperosis y/o pieles sensibles. Disminuye el eritema, mejora la condición global de la piel, hidrata, uniformiza el tono, disminuye la rugosidad y suaviza la piel. Además, repara la función barrera. Uso recomendado por la noche.

Upgrade [AR]: Crema sorbete que reafirma la piel sensible y alivia las rojeces gracias a un tensor vegetal y a un polifenol antirojeces que consigue calmar las pieles más reactivas por su efecto termorregulador.

Tip 3. Fotoprotector, 365 días al año

La exposición solar puede desencadenar un brote de rosácea, por ello es importante proteger la piel de los rayos UVA, UVB y de la luz azul.

Photocorrection [AR 50+]: El primer fluido con alta protección 50+ reafirmante y antirojeces que protege de los rayos UVA, UVB y de la luz azul a las pieles sensibles, con tendencia a rosácea y/o cuperosis. De fácil aplicación y rápida absorción, deja la piel hidratada, suave y con sensación de confort.

¿Qué hacer si crees que padeces de rosácea? Acudir a tu dermatólogo, es el único especialista que podrá realizarte un diagnóstico y sacarte de dudas.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo