Alíate con el sol

Solares, Sostenibilidad | 23 mayo

¿Te gustaría lucir bronceado este verano pero tienes el cutis sensible? No ‘problem’. Descubre cómo conseguirlo sin dejarte la piel con Aina Bordoy, Farmacéutica especialista en dermofarmacia.

Todavía no te afecta demasiado, pero tenlo en mente: el 80% del envejecimiento de la piel lo provoca la radiación solar. Y no sólo eso, el sol también origina manchas, acentúa las pecas y reseca el cutis, si este es sensible. Por eso, el uso diario de un fotoprotector solar es la mejor terapia de belleza. Para que tengas claro cómo cuidarte hemos hablado con una experta en pieles sensibles y fotoprotección, la  farmacéutica Aina Bordoy. Toma buena nota de sus consejos.

¿Qué cuidados especiales han de tener las pieles sensibles cuando se exponen al sol?

Son más propensas a alterarse frente a agentes externos. Por eso es recomendable que utilicen un fotoprotector a diario formulado específicamente para ellas, con activos que las calmen, protejan y les aporten una sensación de confort.

¿En qué se diferencian los protectores que son específicos para estas pieles sensibles?

Tienen un factor de protección solar muy alto (FPS 50 o superior), fórmulas de alta tolerancia testados para pieles sensibles y reactivas. Los de Sensilis, además, añaden a sus fórmulas activos calmantes como la alantoína, bisabolol y pantenol.

En una rutina de belleza perfecta, ¿cuál sería el orden correcto a la hora de aplicarse la protección solar?

El protector será siempre el último paso de la rutina de cuidados para hacer efecto pantalla, por lo que el orden adecuado sería este: limpieza, contorno de ojos, sérum, crema hidratante y protector solar. En el caso de que utilicemos una base de maquillaje, esta irá después del fotoprotector.

¿Hacia dónde apuntan las tendencias de este tipo de productos?

Cada vez se demanda más que sean respetuosos con el medio marino –como en el caso de Sensilis, todos sus productos son ocean respect– y que además, cuenten con un packaging sostenible.

 

Tips para acertar

  • Aplica el fotoprotector 30 minutos antes de ir a la piscina o a la playa.
  • Renuévalo cada 2 horas o al salir del agua.
  • No olvides ponerlo en las orejas, nuca, dorso de manos, ingles…

Artículo publicado en Cosmopolitan – Mayo 2022

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo