Liderando cambios en sostenibilidad

Cuidado de la piel, Sostenibilidad | 10 diciembre

Pere Brugal, líder global de transformación de negocios sostenibles & Paloma Perea, directora de marketing Sensilis

En Sensilis, desde hace un año estamos trabajando en preparar la marca para el futuro que es un presente. Hemos revisado el Brand equity para guardar la tradición farmacéutica de 40 años.

Pero como hemos cambiado, hemos querido destacar ciertos valores: nuestra sociedad, nuestro estilo de vida y nosotras hemos cambiado. Por ejemplo, hoy mucho más incluso que los visionarios de hace 40 años, tenemos más motivos que nunca para hablar de piel sensible.

Hoy, en un entorno de hiperinformación, deseamos y exigimos saber más sobre los productos que utilizamos y cómo se hacen estos productos. Por ello, hemos creado el Sensitive Skin Lab, para responder a esta demanda de nuestra consumidora. Priorizando la honestidad científica, hemos revisado todas las fórmulas de nuestros productos y bajo un prisma de alta exigencia, los hemos reformulado para hacerlos más limpios a nivel de ingredientes, cambiándolos o eliminando lo no relevante para la eficacia, siendo mucho más estrictos de lo que exige la regulación de la industria cosmética.

Además, prácticamente todas nuestras fórmulas son veganas, pero en 2021 el 100% lo serán.

Los cambios que estamos haciendo no son por obligación, que vendrá, lo hemos hecho por honestidad.

¿Existe hoy un problema real de sostenibilidad que nos afecta como marca? ¿Qué pasa con el plástico?

Estamos en 2020, nuestras consumidoras y nuestros hijos nos reclaman un cambio, porque los valores están cambiando.

Existe un problema real de sostenibilidad y es crítico. Empecemos por hablar del Earth Overshoot Day. Esto es, el día en que se nos agota el crédito que nos da el planeta tierra a nivel de recursos. Nuestros hábitos de consumo han provocado que en este 2020 nuestros recursos generados de forma natural se agotaran el 22 de agosto. Nuestro modelo de relación con el planeta no es sostenible. 

Uno de los mayores problemas que tenemos es el impacto en Global Warning debido a las emisiones de CO2 así como la polución del aire generada por las emisiones de NOX y Particulate Matter que afectan también a nuestra salud. Pero existen también otros problemas críticos que debemos solventar pero existen otros problemas como la crisis del plástico. Poniéndolo en datos:

  • Producimos 359 Millones de toneladas de plástico al año.
  • De esta cifra, el 54% la genera la industria del packaging como material desechable, no utilizable.
  • 90% de todo esto no se recicla
  • 11 Millones de toneladas acaban en el océano, generando un continente de plástico flotante.
  • En 20 años el volumen de plástico en el mar se va a triplicar según los expertos.

El plástico tarda más de 400 años en degradarse. En este proceso suelta microplásticos que impactan a la flora y fauna marinas, y terminan en nuestra cadena alimentaria, afectando por lo tanto a nuestra salud.

Estamos viendo únicamente a la punta del iceberg. Sólo estamos al principio. Pero tenemos la cañería llena de residuos plásticos solo con lo que ya hemos hecho en el pasado.

 

Afrontando nuestro reto en Sensilis: la sostenibilidad como valor fundamental

Antes hemos hablado de fórmulas limpias para el consumidor. Pero también hemos dado pasos sustanciales en fórmulas más limpias con el medioambiente. En ese sentido trabajamos nuestras líneas solares para minimizar el impacto en el océano. A esto le llamamos «Ocean Respect».

Empezamos en 2019 probando que nuestros protectores solares eran biodegradables (Test de biodegradabilidad marina según OCDE 306).

En 2020 avanzamos para garantizar que estos productos no dañan el zooplancton ni el fitoplancton, así mientras protegemos nuestra piel y nuestra salud también protegemos nuestros océanos. (Estudio realizado sobre Paracentrotus Lividus y Isochrysis Galbana para evaluar el impacto del producto sobre el medio marino. Pendiente de recibir ok definitivo Dic’2020). Y esto es vital para el planeta puesto que el fitoplacton es el responsable de la producción de más del 50% del oxígeno que respiramos y el zooplancton es la base de la pirámide alimenticia de los ecosistemas marinos.

Durante nuestro proceso creativo a nivel de packaging, revisamos desde el heritage de farmacia estudiando desde los antiguos tarros de farmacia en los museos, hasta la cosmética más moderna y minimalista que se hace en Japón y en Corea.

Así hemos decidido trabajar con vidrio, que nos aporta características muy interesantes y sensoriales: el peso, el frío y el tacto. Lo hemos pintado de blanco mate, como un antiguo tarro de farmacia. Esto dadas sus características es inerte lo que lo hace ideal para incorporar fórmulas farmacéuticas.

A nivel de tapón, encontramos la urea, que no es un derivado del petróleo, es un derivado del gas, y tiene menos huella de carbono que cualquier materia plástica.

Además, hemos eliminado los prospectos que muchas veces acaban en el cubo de la basura, sustituyéndolos por un código QR que te redirige al sitio web de Sensilis donde la consumidora puede encontrar hoy mucha más información que la que podría incorporar nunca un prospecto, información visual sobre todo, vídeos e imágenes, consejos de utilización y recomendaciones.

¿Qué impacto positivo podríamos ganar en la industria?

Sólo en Sensilis dejaremos de poner 3 Millones de envases en el planeta, nosotros somos pequeños, pero podemos imaginar que muchos otros se sumarán a nuestra iniciativa.

¿Qué herencia les dejamos a nuestros hijos?

Las empresas tenemos una co-responsabilidad para solventar el problema del plástico. Tenemos que facilitar los cambios de hábitos. Siempre hay una excusa para no cambiar porque «yo solo no voy a cambiar nada».

No existe una solución mágica. El problema se solventa cambiando nuestros hábitos. Por ejemplo: Beber agua es saludable, pero beberlo en botellas de 1 solo uso es un hábito insostenible. Cada minuto hoy estamos comprando en el mundo más de 1 Millón de botellas de plástico de un solo uso.

Cuando queremos solventar un problema medio ambiental hemos de tener claras 3 palabras clave: Reducir, Reutilizar y Reciclar.  El reciclaje sólo no solventa el problema, aunque es importante y ayuda, la solución se genera cuando atacamos el problema desde los 3 frentes y sobre todo nos enfocamos en reducir y reutilizar.

En Sensilis estamos atacando los 3 aspectos clave. Primero facilitando el reciclaje de nuestros envases. Segundo reduciendo lo innecesario. Tercero reutilizar, estamos llegando!.

Estamos al principio, pero ya no hay vuelta atrás. Solo podemos ir a mejor.

Sensilis, Sensible a ti, Sensible al Planeta

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo

Artículos relacionados

Arrugas, Factores-de-crecimiento, Retinol | 7 junio

Arrugas y Diamantes: ¿son para siempre? – Anitafarma y Árturo Álvarez

¿Qué son las arrugas? 

Las arrugas son un pliegue, hundimiento o surco. Se producen por muchos motivos: las hay que incluso nacemos con ellas. Hay arrugas que son por gesticular (dinámicas) o, hay gente que tiene hoyuelos desde el nacer. Después están las que se forman cuando te haces mayor con el paso de los años. Cuando pierdes fibras de colágeno, se generan hunidimiento y arrugas.
También existen arrugas por deshidratación. Hay también arrugas vividas.

Cuidado-de-la-piel | 30 octubre

¿Cómo cuidamos la piel sensible? Dra. Andrea Combalia

Clásicamente hemos agrupado los tipos de piel en cuatro categorías: grasa, seca, mixta y normal. Pero… ¿Dónde queda la piel sensible?

Una piel sensible es aquella que reacciona de forma exagerada frente a las agresiones ambientales como el frío, el calor, el viento, y el sol, y que no tolera adecuadamente muchos de los productos cosméticos que solemos recomendar para el tratamiento y el cuidado de la piel.

Bakuchiol, Cuidado-de-la-piel, Glicacion, Inflammaging | 25 marzo

Millenials 50+: Mujeres jóvenes con piel madura. Los consejos de la Dra. Andrea Combalia para cuidar la piel a partir de los 50+

A medida que pasan los años, nuestro cuerpo va perdiendo capacidad de regeneración, y esto se manifiesta también en la piel. Además, no olvidemos que la piel está constantemente expuesta a agresiones externas, por lo que es uno de los órganos que más sufre con el paso del tiempo.