El papel del retinol en las formulaciones antiedad – Gema Herrerías

Glicación, Piel Sensible, Retinol | 25 octubre

¿Cuál es el papel del retinol en las formulaciones antiedad?

El retinol es un ingrediente cosmético indispensable para retrasar el envejecimiento prematuro de la piel, y sus resultados son visibles a corto plazo. Es sin duda uno de los ingredientes más completos para el cuidado de la piel. Con amplia evidencia en el tratamiento de todos los signos de envejecimiento, desde las arrugas a la pigmentación -ya que normalizan la función de los melanocitos e interrumpen la transferencia de la melanina-. También en patologías como el acné, por sus propiedades comedolíticas o en la rosácea pápulo-pustular por sus propiedades antiinflamatorias y seborreguladoras. Por último, los retinoides también tienen una función antioxidante. Los retinoides tienen actividad tanto en la epidermis como en la dermis.
En la epidermis, actúan estimulando su renovación, al disminuir el estrato córneo y normalizar la queratinización. Aumentan el volumen de la epidermis viable. Con el uso continuado disminuyen la pérdida de agua transepidérmica.
En la dermis, la aplicación tópica de retinoides provoca mejoras histológicas incluido el incremento de síntesis de colágeno dérmico. Además bloquean la actividad de la colagenasa, evitando la degradación de las  fibras de colágeno.

¿Qué precauciones se deben tomar a la hora de utilizarlo?

Antes de iniciar un tratamiento con retinol se debe identificar el tipo y el estado de la piel en cada usuario. Es importante que la piel esté resistente siendo necesario bajar el componente inflamatorio y se recupere la función barrera,
antes de iniciarse con los retinoides tópicos.
En embarazo y lactancia no se recomiendan los retinoides tópicos por riesgo teórico, ya que se sabe que administrado por vía sistémica causan teratogenia y toxicidad en el embrión. No se ha demostrado que esto ocurra por vía tópica, pero parece prudente evitar su uso durante este periodo.

¿Cuándo y cómo debe empezarse a utilizar?

Desde la adolescencia ya se pueden usar los retinoides para el tratamiento del acné y posteriormente del melasma. A partir de una edad aparente de 30 años, se recomienda aplicar al menos tres veces en
semana, en ciclos de tres meses, como prevención del envejecimiento prematuro de la piel.
En la piel madura con signos de fotoenvejecimiento se debe aplicar al menos tres veces en semana de forma continuada con el fin de mantener los resultados. En el supuesto de que la piel lo tolera y para tener una mayor eficacia, se pueden aplicar a diario y, luego, cada tres meses, en caso necesario se podría ir aumentando la concentración.

¿Cuáles son las pautas más importantes que el farmacéutico ha de tener en cuenta a la hora de recomendarlo a sus pacientes y consumidores?

Se recomienda iniciar el tratamiento con retinoides por la noche, a las concentraciones más bajas, aplicando poca cantidad de producto y con menor frecuencia e ir aumentando la concentración cuando ya se toleren a diario.
Se recomienda utilizar los retinoides de forma progresiva y según tolerancia; esto es cada 3 noches durante las 2 primeras semanas. Si no hay rojeces, se puede aumentar la frecuencia en días alternos durante dos semanas. Y después, pasar a todas las noches durante al menos 3 meses para ver resultados, en general. En caso de notar irritación se podría aplicar con menos frecuencia, manteniendo al menos 3 noches en semana el uso del retinol. De todas formas los estudios de cada producto cosmético, demuestran su eficacia en un periodo determinado y puede ser variable.
En las primeras aplicaciones se puede prevenir la dermatitis por retinoides, aplicando un producto hidratante, previo o mezclado con el retinoide, lo que mejora su tolerancia y disminuye la irritación, pero también reduce su eficacia. En caso de aplicar un producto cosmético complementario, se debería esperar hasta la completa penetración del cosmético con retinol, en general al menos unos 15 minutos.

¿Qué se debe hacer tras su utilización?

Lo ideal para mejorar la tolerancia del retinoide es incluir en las fórmulas ingredientes hidratantes y reparadores de la epidermis, que mejoren la función barrera para que aumente la tolerancia de la piel. En resto de noches y por la mañana, se puede alternar el retinoide con otros cosméticos hidratantes reparadores de la epidermis, que mejoren la función barrera para que aumente la tolerancia de la piel y haya menor penetración del retinoide.

¿Porque tiene fama de muy agresivo el retinol, incluso irritante?

Los primeros días de comenzar el tratamiento con retinol tópico son frecuentes las dermatitis en las que aparece irritación en la piel, rojeces con ardor, quemazón, sequedad con descamación y picor. En pieles sensibles con rosácea es muy frecuente, además, el eritema. Este proceso de adaptación de la piel se conoce como “retinización”, siendo una irritación transitoria.
La sequedad de la piel que se produce inicialmente debida al aumento de la pérdida de agua transepidérmica por alteración de la función barrera del estrato córneo. Aunque los retinoides aumentan la proliferación de las células, hay una disminución de la biosíntesis de ceramidas a corto plazo que explica la sequedad.

¿Se puede o no se puede entonces recomendar en casos de piel sensible o de rosácea?

El uso de retinoides en rosácea si está indicado porque mejora la función barrera a largo plazo, pero preferentemente a bajas concentraciones y en forma de ésteres del retinol. Su indicación en pieles sensibles con rosácea se basa en rehabilitar la piel. En otras palabras, volver resistente a la piel sensible.

¿Qué aporta un producto como ETERNALIST A.G.E [RETINOL] a la piel sensible?

Sin duda en la farmacia, donde la mayoría de consultas que recibimos son sobre pieles sensibles, es un producto que nos va a permitir satisfacer la demanda de retinoides en pieles sensibles, con o sin rosácea y en la iniciación a los retinoides, así como en las fases de mantenimiento por ejemplo en verano, incluso en pieles resistentes. Y se va a convertir en un producto estratégico en todas las pieles que nunca hayan usado retinoides previamente.

¿Cuándo nos tenemos que preocupar por la Glicacion? 

La piel sensible es más vulnerable al envejecimiento prematuro de la piel, más reactiva a estímulos externos como la radiación solar UV y cambios de temperatura, así como es más susceptible a la glicación, porque le afecta la alimentación desequilibrada rica en azúcares y se produce mayor inflamación.
Es un tratamiento que combina la eficacia de retinol con una acción antiglicación y que provoca una mejora de la condición global de la piel, incluso con rosácea.
Rico en flavonoides y taninos catequínicos, que inhibe la capacidad reactiva de los productos intermediarios de la glicación, evita la degradación del colágeno y la elastina y aumenta la elasticidad y tono de la piel.

¿En qué casos crees que es adecuado recomendarlo?  

Las pieles con rosácea buscan productos en su rutina que reivindiquen una acción para los signos de envejecimiento, pero por otro lado nos trasmiten miedo a irritar la piel o provocar un brote de rosácea, por lo que los resultados obtenidos en los estudios con este producto, cubren ambos puntos, por un lado que garantiza la eficacia y por otra la tolerancia en piel con rosácea.
Y avalado por los test de uso donde las propias usuarias con rosácea han notado una mejoría en la piel, tanto en el enrojecimiento como en las arrugas.

Cómo debe introducirse en los diferentes casos para aprovechar todos sus beneficios?

ETERNALIST A.G.E. crema transformadora antiedad intensiva la podemos incluir de forma nocturna en rutinas de iniciación al retinol, o en rutinas para una piel sensible, con cuperosis y/o rosácea.
También está indicado como tratamiento de transición para los días de descanso de retinoides de alta concentración o más irritantes.
Es un cosmético de elección en tratamientos para el verano, en caso de exposición al sol, para no perder la retinización de la piel de los meses de invierno.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo